Membresía 

Convertirse en un Colegio del Mundo del IB

Transparencia

La transparencia y rectitud son uno de los principales valores que caracterizan a IB.

Recursos

Accede a todos los recursos, material e información para completar al máximo tus objetivos.

Apoyo

Recibirás constantemente el apoyo y compromiso de todos los académicos.

Ventajas

Gracias al rigor académico y dedicación hacia los alumnos, más de 4.000 colegios han optado por impartir los programas de IB.

Convertirse en Colegio del Mundo del IB supone unirse a más de 4.500 colegios de todo el mundo que imparten los programas del IB, así como formar parte de una comunidad de educadores en constante crecimiento y desarrollo. La implementación del IB, única en su género, se ve fortalecida gracias a la relación que mantenemos con colegios, gobiernos y organizaciones internacionales de todo el mundo.

Los colegios que deseen ofrecer cualquiera de los cuatro programas del IB (Programa de la Escuela Primaria, Programa de los Años Intermedios, Programa del Diploma o el COPIB) deben obtener la autorización de la organización. El proceso para convertirse en un colegio IB puede consultarse en la página www.ibo.org/es/become
El proceso de autorización es un intenso período de aprendizaje para los colegios que se realiza de forma transparente y con amplio apoyo. El proceso garantiza que el colegio comprenda los requisitos del programa que solicita implementar. Las oportunidades de desarrollo profesional sirven de apoyo para ayudar al personal de dirección y a los docentes a desarrollar aún más una educación que fomente la mentalidad internacional, la comprensión conceptual, así como una enseñanza y aprendizaje basados en la indagación, elementos que caracterizan la educación del IB.

El proceso de autorización es el mismo para todos los colegios, y está diseñado para ayudarlos a:

  • Tomar la decisión de convertirse en un Colegio del Mundo del IB
  • Comprender la naturaleza y los requisitos del programa del IB correspondiente
  • Determinar si están listos para implementar el programa
  • Planificar para mantener el programa a largo plazo

Este proceso, que suele llevar de dos a tres años para completarlo, representa un desafío para los colegios, pero es a su vez una experiencia muy gratificante.

Proceso de autorización IB